Blog

"Fortalécete como Padre y Profesor con los consejos y tips que Samy y sus Amiguitos tiene para ti."

Foto blog-Padres presentes.png

FAMILIA, DESTACADOS, PADRES

enero 10, 2019

Por qué los padres presentes hacen mejores hijos

El erudito inglés Sr. Locke expresó: "Que de todos los hombres con quienes nos encontramos, nueve de diez son lo que son, buenos o malos, útiles o no, según su educación". La gran pregunta es ¿quién está educando a tus hijos? y... ¿qué educación están recibiendo? Sin duda, los padres que están presentes en la educación de sus hijos logran mejores hijos y aquí te explicamos por qué. 

Es frecuente encontrar a padres "cristianos" que aún no han comprendido que la educación más importante que pueden darles a sus hijos, es la educación cristiana basada en la fe en Cristo Jesús. No descartamos que la educación en materias como matemáticas, ciencias, lenguaje, historia, idiomas, arte, etc, no sea importante, al contrario, es muy importante. ¿Pero de qué sirve tener todo el conocimiento si nuestros hijos terminan perdiendo su alma? Y somos los padres los principales responsable de que esto no ocurra. 

Pues, ¿qué provecho obtendrá un hombre si gana el mundo entero, pero pierde su alma?
O ¿qué dará un hombre a cambio de su alma?
Mateo 16.26

 La responsabilidad es de los padres: 

La sociedad de hoy y los gobiernos están tratando de hacer que la familia desaparezca. Están queriendo tener ellos el control sobre los niños y adolescentes. Si no estás seguro de esto, revisa la agenda gubernamental de tu país y verás que las temáticas que se están legislando con urgencia tiene que ver más sobre temas que se relacionan con la moral; sexualidad, conducta, vida, por sobre temas relacionadas a matemáticas, lenguaje, arte, etc. Y no precisamente para evitar los divorcios y hacer que los matrimonios se fortalezcan o para prevenir embarazos no deseados, más bien, están tratando de darle toda la libertad a los niños para que no lleguen a formar familia y sean seres "libres", "autónomos" en las decisiones más importantes de sus vidas, excluyendo totalmente el respeto a la autoridad, robando la autoridad de los padres; tal es el caso de las leyes sobre aborto e identidad de género, sólo para citar un ejemplo. ¿Curioso, no? 

Es que la familia crea un núcleo poderoso, si se desarma, es más posible crear individuos fáciles de manipular. Es por ello que se hace imprescindible que los padres estén presentes en la educación de sus hijos. Los hijos son un préstamo de Dios para que administres sus vidas por el tiempo adecuado hasta que ellos lleguen a la adultez, y hasta lograrlo, puedas proporcionarles la educación correcta. La pregunta es ¿qué educación quieres para tus hijos? 

El secreto de los primeros años: 

Existe muchísima información en la web a libre disposición sobre la importancia de los primeros años en la vida de cada ser humano, pues los primeros años pueden hacer la diferencia para el resto de sus vidas. Es en esta temprana edad que puedes estimular en ellos la capacidad de entender más de un idioma, el arte, la música, la creatividad, la autonomía, la seguridad y mucho más. Y así como el desarrollo cognitivo de los pequeños influye en su desarrollo emocional, como cristianos debemos saber que nuestros hijos también pueden ir desarrollando a esta temprana edad su espiritualidad. 

Nacemos con un  mundo espiritual en desarrollo, incluso desde el vientre materno somos capaces de captar y percibir el mundo espiritual. Por eso la Biblia hace énfasis de inculcarles a nuestros hijos la palabra de Dios, de esta forma garantizamos que cuando crezcan no se aparten del camino de la verdad. 

Mi embrión vieron tus ojos, y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas
que fueron luego formadas, sin faltar una sola de ellas.
Salmo 139.16

No es responsabilidad de la Iglesia, es responsabilidad tuya como padre:

Muchos padres cristianos ignoran la importancia de inculcar, desde los primeros años de vida de sus hijos, la oración, la palabra de Dios y los ambientes espirituales. Los tiempos modernos han dejado fuera muchos de los hábitos de la crianza cristiana de antaño, donde los niños participaban de la liturgia de la iglesia y tenían que disciplinarse y participar junto a los adultos de los tiempos de cánticos y del sermón. Pero, tratando de evitar que los niños se aburran y conteniéndolos en estas liturgias, es que los espacios se han modernizado incluso creando lugares especiales para los bebés, haciéndose un servicio paralelo para que los niños "no molesten", los padres han descansado su responsabilidad sobre la iglesia. 

Pero, querido padre, los niños no tendrían por qué molestar dentro de un servicio congregacional. Es la falta de padres presentes, que no han inculcado hábitos de oración y de disciplina, lo que repercute en niños mal educados en este sentido. Y créanos; los niños sí pueden comportarse dentro de un servicio, ellos pueden aprender a orar, a adorar y a escuchar a su edad un mensaje. 

"Lo que los niños aprenden en casa se refleja fuera de ella"

Cómo hacer mejores hijos: 

Los padres presentes no es que "tendrán mejores hijos que otros" o que "hay niños mejores que otros". Pero lo que queremos transmitirle, es que padres presentes en la crianza y educación de sus hijos, tendrán hijos mejor direccionados en la vida. Cuando un padre se involucra en la educación de sus hijos, sabe hacia dónde quiere proyectarlos, los conoce, entonces sabe cómo sacar de ellos todo su potencial. Y esto, no basado en frustraciones personales, ni deseando darles "todo lo que a ud como padre no le dieron", sino, basado en lo que el Espíritu le hace ver sobre sus hijos; pudiendo corregirlos a tiempo, alentándole en las tareas espirituales.  

Padres presentes no están criando al azar, están criando con propósito. Padres presentes no están haciendo lo que pueden, padres presentes se esfuerzan en hacer lo mejor posible. Padres presentes no dejan la responsabilidad de la crianza en manos de un colegio, de la iglesia o de algún tercero, ellos se involucran porque saben que sus hijos son "su" responsabilidad y de nadie más. Padres presentes saben que la mejor ayuda viene del Espíritu Santo, pues cuando no pueden, es el Señor quien renueva nuestras fuerzas y nos ayuda a ser mejores padres para tener mejores hijos. 

¿Qué hijos quieres tener?  Sólo un padre presente sabe cómo criar a su hijo hacia el propósito que Dios tiene para él. 

 

 

 Regístrate

 

 


FAMILIA DESTACADOS PADRES
Cómo debo orar por mis hijos