Blog

"Fortalécete como Padre y Profesor con los consejos y tips que Samy y sus Amiguitos tiene para ti."

¿Por qué la figura del padre es tan importante.png

FAMILIA, DESTACADOS, PADRES

junio 14, 2018

¿Por qué la figura paterna es tan importante?

Por décadas, la mujer ha sido la principal responsable del cuidado de los hijos. Si bien los padres han aportado económicamente como sostenedores de un hogar, las que cuidan, educan y enseñan a los hijos son las madres. Esto, en un contexto de matrimonio. Sin embargo, las estadísticas nos dicen algo aún más alarmante, en América Latina el porcentaje de madres solteras ha crecido exponencialmente y Chile lidera lista de países con hijos nacidos fuera del matrimonio. La mujer entonces, no sólo ha tenido que criar, sino que cumplir el doble rol. La pregunta es ¿Qué está pasando con los padres? ¿Serán importantes los padres? ¿Cómo afectará en los niños la falta de una figura paterna? 

3 RAZONES DE LA IMPORTANCIA DE LA FIGURA PATERNA

Estudios de diferentes universidades aseguran que la figura del padre desde la gestación del niño hasta su formación, influye en todos los aspectos de la vida de sus hijos. Contar también con un padre ayuda a reforzar la base de seguridad en la vida de los niños hasta la adultez. Y hemos rescatado los aspectos más importantes, a nuestro juicio, de por qué un padre es tan importante: 

1. Forma Identidad. 
En el diseño original de Dios, un padre y una madre son el balance perfecto para que los niños formen su identidad. Es el padre el que permite que sus hijos se identifiquen con él y sus hijas se diferencien. Pero, no tan solo aportan en la identidad sexual, también en los aspectos más profundos de la identidad: ¿quién soy?, ¿a quién pertenezco? ¿de qué soy capaz? 

Muchos han experimentado los halagos exagerados de mami; la que encuentra que todo lo hacemos bien y que somos los más hermosos de la tierra. Y cada vez que mamá nos dice algo positivo acerca de nosotros pensamos: "lo dice porque es mi mamá". Incluso le decimos a otros: "lo dice porque es tu mamá", como queriendo decir: "no es objetiva, la nubla su amor". Y con esto no queremos generalizar, porque no todas las madres son así. Pero lo curioso es que con los padres es distinto, inconscientemente sabemos que ellos son más pragmáticos y estudios han revelado que son más objetivos que las madres. Cuando papá dice algo, lo tomamos de forma distinta. Imaginen entonces la repercusión que tienen las palabras de los padres sobre sus hijos. 

Si eres padre y estás leyendo esto, debes saber que tú eres responsable de formar una buena identidad en tus hijos; ellos necesitan saber quienes son, a quién pertenecen y para qué son capaces. Y tú estímulo, tu guía y orientación les ayudarán a formar bases sólidas.  

2. Seguridad.
Los brazos de mamá son la primera seguridad que los niños obtienen al nacer, el pecho materno. Pero pocos padres entienden la seguridad que ellos proporcionan, incluso desde el vientre materno. Cuando un padre se involucra desde la gestación; hablándole a la panza de la mamá, en el nacimiento, haciendo dormir al bebé, cambiándole los pañales y pasando tiempo, el bebé va reconociendo su olor, su voz y van encontrando un refugio distinto al materno. Cuando un padre entrega amor y se involucra activamente en estas etapas, crea lazos tan fuertes con sus hijos que perduran toda la vida. La seguridad que le otorgas a tu hijo no es solo una seguridad que encontrarán en ti, también la que encontrará en sí mismos. Es clave en el "destete" del bebé y también en todos los desapegos que tenga que ir haciendo a lo largo de su vida. 

Es importante que como padre, no rompas esos lazos a medida que los hijos crezcan. Permanece junto a ellos durante toda su vida. Habla con tus hijos, involúcrate en sus vidas. No le tengas miedo a los cambios que sufrirán en la adolescencia, permanece. Tu guía y tus consejos serán parte esencial en toda su formación, incluso cuando ya sean adultos. Tu rol como padre es fundamental para formar personas autónomas, con confianza en sí mismos y seguras.

3. Motricidad e Independencia. 
Para nadie es desconocido que los juegos y el trato que los padres tienen con sus hijos son completamente distintos a los que tienen las madres. Los padres son los que se atreven, desde que somos bebés, a lanzarnos hacia arriba y recibirlos en sus brazos, tienen otro tacto, otra manera, se atreven a otras cosas que las madres no. Todo esto ayuda en el desarrollo de la motricidad de los niños. 

Pero también, son los padres los que ayudan a formar niños más independientes. Los padres tienen una forma de desafiar a los hijos muy distinta a la de las madres. Por tanto, las enseñanzas y orientación que el padre brinda respecto a los valores, ya sea un padre presente o no, su solo ejemplo inculca mucho en el corazón de sus hijos. Pero es tu misión como padre involucrarte en la crianza y ser parte del desarrollo integral de tu hijo. No es lo mismo ser un padre progenitor ausente, que jamás se interesa ni tiene tiempo para sus hijos, ha ser un padre presente y comprometido. 

Las diferencias entre niños con padres presentes y comprometidos son muy evidentes respecto de los que no han tenido una figura de paternal. Incluso en la adultez, las diferencia se reflejan en la identidad, seguridad y orientación de vida. Muchos adultos carecen de dirección en la vida y buscan de forma tardía su identidad, con la dificultad que genera la poca seguridad que han generado, todo, por no haber tenido un padre que los guíe, que les proporcione la confianza necesaria para desarrollarse mejor en la vida.  


DIOS COMO NUESTRO PADRE
Si has leído todo esto y piensas; "mi hijo no tiene una figura paterna" o incluso "yo no he tenido una figura paterna" o "mi figura paterna no fue la mejor" "no tuve un buen padre", tengo grandes noticias para ti. Como Cristianos, sabemos que Dios es nuestro padre, así nos enseña 1 Juan 3:1, dice:

"Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios (...)".  

¡Qué maravilloso! Tenemos un padre que sin duda es el mejor de todos, tenemos a Dios como padre y en Él encontramos Identidad, Seguridad y Todo lo que necesitamos. 

Nuestra Identidad en Dios Padre: 
En Génesis, Dios nos revela nuestra identidad:

Entonces dijo Dios: Hagamos al ser humano a nuestra Imagen, conforme a nuestra Semejanza(...)
Y Creó Dios al ser humano a su imagen, a imagen de Dios lo creó, varón y hembra los creó.
(Génesis 1:26-27)
 
¡Qué tremenda verdad! Si creyésemos que tenemos la imagen y fuimos hechos conforme a la semejanza de un Dios creador, nuestras vidas cambiarían tanto. Por fin entenderíamos que no somos cualquier cosa, que no somos producto del azar ni la casualidad; fuimos creados con un diseño único en toda la creación. ¡Somos únicos!
Te desafío a que crees esta verdad y la inculques a tus hijos: "Somos hijos de Dios y tenemos su imagen y semejanza en nosotros".
 
Nuestra Seguridad en Dios Padre:
En el libro de Isaías recibimos las palabras más fuertes y determinantes para la seguridad de nuestra vida:
 
Ahora, así dice el Señor, Creador tuyo oh Jacob, y Formador tuyo oh Israel,
No temas porque yo te redimí, te puse nombre; mío eres tú. 
(Isaías 43:1)
 

Es estremecedor saber que nosotros somos ese Jacob, ese Israel -los escogidos por Dios-. Todos los hijos Dios provenimos de esa simiente y debemos creer a esas palabras que son para cada uno de nosotros. ¡Qué seguridad más grande! Pertenecemos a Dios. ¿te das cuenta lo que significa? Si Dios es nuestro padre, si él nos creó y nos formó, si nos puso nombre: somos de él, ¿a qué podemos temer? En él estamos seguro, nos protegerá con su vida. 
 Te desafío a creer esta verdad e inculcarla a tus hijos, sabrán que toda su seguridad está en el mejor papá. 
 
Dios Padre, el mejor Papá:
Al tener a Dios como Padre, lo tenemos todo, Él nos hace sus herederos. 
 

Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, 
éstos son hijos de Dios. 

Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez
en temor, 
sino que habéis recibido el espíritu de adopción,
por el cual clamamos: ¡Abba, Padre!

El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu,
de que somos hijos de Dios. 

Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, 
si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente
con él seamos glorificados. (Romanos 8:14-17)

 
DESAFÍO PARA LOS PADRES
Hemos querido mostrarte que SER padre y TENER un padre es maravilloso y queremos desafiarte; si eres padre, sé un padre de verdad.
Pero como las estadísticas lo muestran, la mayoría no tiene un padre, entonces queremos decirte que Dios quiere ser tu padre y que así como es importante tener un padre terrenal, mucho mayor es tener a nuestro Dios Padre; que nos guía, nos cuida, nos desafía, nos da su identidad. 

Si conoces a alguien que es padre o que le falta uno, compártele este artículo y revolucionemos el mundo siendo PADRES DE VERDAD. 
 
 
 
 

 Regístrate

 

 


FAMILIA DESTACADOS PADRES
Los 5 errores de los padres modernos