Blog

"Fortalécete como Padre y Profesor con los consejos y tips que Samy y sus Amiguitos tiene para ti."

Foto blog-Los 5 Errores de los padres modernos.png

FAMILIA, DESTACADOS, PADRES

julio 18, 2018

Los 5 errores de los padres modernos

Los padres modernos quieren hacer las cosas distintas a como se hacía antes, quieren métodos de disciplina opuesto a los que ellos recibieron en su niñez, no quieren sentirse esclavizados al hogar y quieren compatibilizar sus responsabilidades con tiempo libre para disfrutar. Sin embargo, hoy los padres modernos cometen errores distintos a los padres de antes. 
¿Te consideras un padre moderno? Entonces asegúrate de no estar cometiendo los siguientes errores con tus hijos. 

Los 5 errores más comunes de los padres modernos: 

1. 
No tener tiempo: Uno de los mayores problemas de este siglo, es que los padres tienen cada vez menos tiempo con sus hijos; porque trabajan más, porque las madres ya no están en casa dedicadas exclusivamente al cuidado de los pequeños, entre otros. La mayor complicación, es que al llegar a casa los niños quieren estar con sus papás, buscan contar su día, contarles sus problemas y mostrar la necesidad que tienen de tener su atención. ¿Por qué es esto una complicación? Porque los padres llegan tan cansados y no quieren escuchar problemas o solucionar conflictos, quieren descansar. ERROR! 

Si eres padre o madre y trabajas todo el día, debes saber que al llegar a casa debes pasar tiempo con tus hijos; ellos son tu responsabilidad más importante, pasar tiempo con ellos no debe ser angustiante, debe ser un placer.

¿Cómo puedes pasar tiempo con ellos?

  • Abrázalos cuando los veas.
  • Pregúntale cómo estuvo su día. 
  • Escúchalo.
  • Coman juntos.
  • Se tú quien lo acueste para dormir. 
  • Dedícale tu tiempo libre.
  • Involúcralo en tus actividades. 

2. Consentir para tapar la culpa:

Cuando los padres se sienten culpables por no estar presentes, por haberse perdido un momento importante, por haber fallado en alguna promesa o por defraudar en algún área a sus hijos, muchas veces tratan de tapar la culpa consintiéndolos. ERROR! 

Debes saber que la disciplina no se tranza, no pueden complacer todos sus caprichos porque te sientes culpable, si lo haces estarás fomentando un pésimo hábito y tu hijo sabrá que podrá conseguir lo que quiera cada vez que pueda o cada vez que tu falles. Finalmente, niños muy consentidos se vuelven niños caprichosos y con ellos; desobedientes, maleducados e indisciplinados. 

¿Qué hacer si me siento culpable por fallar?

  • Cumple tu palabra. 
  • Remienda tus errores.  
  • Reserva tiempo para ellos.
  • Conversa con tus hijos.
  • Pídeles perdón.
  • Vuelve a intentarlo.

3. No poner límites: 

Está de modo hoy el "dejar ser", "que los niños escojan", "hagámoslo felices". Es mucho más fácil dejarlos a libertad que disciplinar, por ejemplo; es más sencillos pasarles el celular para que se callen y dejen de llorar, que corregirlos y hacer que obedezcan. ERROR! 

Muchos padres modernos se escudan en el "dejar ser", porque no tienen la valentía ni la sabiduría de enfrentar a sus hijos y disciplinarlos. Pero debes tomar carácter y cumplir tu rol de padre o madre y aprender a disciplinar, aprender a poner límites. Muchos tratan de ponerse firmes, pero después del berrinche de todas formas consienten, y al final es peor, porque los niños terminan aprendiendo cómo manipular y se pierde el respeto y la obediencia. 

¿Cómo puedo poner límites?

  • Fija horarios.  
  • No permitas groserías ni faltas de respeto.
  • No toleres malas conductas, lo que toleras nunca lo cambias. 
  • Muéstrales con tu ejemplo. 
  • Que tu sí sea "sí" y tu no sea "no". 

4. No conocer a los hijos:

La misma falta de tiempo, el consentir en todo para que te dejen en paz y puedas hacer tus cosas, a la larga generará que tus hijos te sean unos totales desconocidos. ERROR! 

No hay peor error que no conocer a los hijos. No significa que domines y manejes cada aspecto minucioso de sus vidas, pero la triste realidad es que muchos padres no han conocido a sus hijos de pequeños y las consecuencias las tienen al descubrir que sus hijos están haciendo cosas que jamás se han imaginado. Esta es la realidad de muchos adolescentes; sus padre no saben con quiénes salen, qué hacen, cómo están -si están deprimidos, o hay algo que los tiene mal- y terminan en relaciones tóxicas, embarazos, drogas y no lejos de la contingencia, en suicidios. 

¿Cómo puedo conocer a mi hijo?

  • Pasa tiempo con él.
  • Escúchalo.
  • Pregúntale lo que quieras saber. 
  • Conversen cara a cara y no solo por whatsapp.
  • Interésate por sus gustos. 
  • Pasen tiempo de calidad como familia. 
  • Conversen en familia - sin pelear ni alterarse- aquellas cosas difíciles. 
  • Se honesto con tus hijos y háblales siempre con la verdad. 
  • Dile las cosas que no te gustan de él.
  • Refuerza las cosas que te gustan de tu hijo y las que hace bien. 
  • DIÁLOGO! la clave de todo. 

5. No enseñarles la palabra de Dios:

Por último, y no menos importante, es que cada vez hay más padres cristianos que a pesar de que se congregan en una iglesia, no le hablan a sus hijos de la palabra de Dios. ERROR! 

Una familia sólida, una relación sana y una crianza exitosa siempre estará sustentada en Dios. ¿Cómo vas a fortalecerte como padre si no tienes comunión con Dios? ¿Qué harás en los momentos difíciles, a quién acudirás? Si tu vida espiritual no es alimentada día a día, sino buscan constantemente la guía del Espíritu Santo, por supuesto que la crianza te será algo difícil. Pero cuando cuentas con la guía de Dios, todo te será mucho más sencillo. 

Cuando no eres una persona espiritual, no puedes enseñar la palabra de Dios a tus hijos. Pero si realmente crees en Dios y estás buscando una vida y una familia basada en la roca que es Cristo, entonces sabrás que transmitirle a tus hijos la palabra de Dios será lo mejor que podrás hacer por ellos. Nada te garantizará mayor éxito en la crianza, que formarlos con sólidas bases bíblicas. 

¿Cómo puedo enseñarles de Dios a mis hijos?

  • Ora todos los días con tus hijos.  
  • Léeles la palabra.
  • Háblales de la Fe en todo momento. 
  • Llévalos a una buena iglesia de sana doctrina.
  • Haz que tus hijos compartan con niños cristianos.
  • Escucha música que alimente el espíritu. 
  • Ponles entretención cristiana y valórica. 
  • Sé tú el ejemplo. 

Aprende también: Cómo hablarles de la Fe en Dios a mis hijos y Cómo hacer un devocional con mis hijos - Paso a paso

 

 

 Regístrate

 

 


FAMILIA DESTACADOS PADRES
Cómo criar con paciencia, afecto y ternura