Blog

"Fortalécete como Padre y Profesor con los consejos y tips que Samy y sus Amiguitos tiene para ti."

Foto blog-La actitud que transforma

FAMILIA, DESTACADOS, PADRES

junio 01, 2019

La actitud que transforma

Todos enfrentamos días malos, días grises donde nuestro ánimo parece decaer. Las circunstancias inesperadas que muchas veces tratan de traer desesperación y angustia a nuestras vidas, parece que van a apagar nuestra fe, sin embargo, hay una actitud que transforma todo; principalmente nos transforma a nosotros mismos. Acá te contamos cuál es!  

La Actitud que Transforma 

Muchos cristianos conocen y saben lo que es la alabanza y la adoración, pero muchos otros no. Alabar a Dios es hacer de nosotros palabras que expresen los atributos de nuestro Dios; Dios es grande, fuerte, sublime, soberano, todo poderoso, padre bueno, rey eterno y tanto más que podríamos decir. 

¿Qué tiene que ver la alabanza con la actitud? 

En otros artículos hemos hablado de la oración, de la gratitud y más. Pero en esta oración queremos contar del poder que hay en la alabanza. Porque en medio de la adversidad, levantar alabanzas será algo muy poderoso. 

El libro de Hechos relata uno de los momentos donde esto sucedió, cuando Pablo y Silas fueron tomados presos, después de haberlos azotado mucho por causa de haber predicado a Jesús, observa lo que la Biblia nos dice:

"Pero a medianoche, orando Pablo y Silas, cantaban himnos a Dios; y los presos los oían. Entonces sobrevino de repente un gran terremoto, de tal manera que los cimientos de la cárcel se sacudían; y al instante se abrieron todas las puertas, y las cadenas de todos se soltaron".
Hechos 16:25-26

Una actitud de alabanza puede ser tremendamente poderoso y cambiar nuestras circunstancias. Pero esto también lo observamos en el antiguo testamento con la caída de los muros de Jericó y en muchas batallas que el pueblo de Israel enfrentó contra sus enemigos. En todas las oportunidades, la alabanza, el grito de júbilo y de guerra fueron importantes para liberarlos. Y también puede suceder contigo. 

Cómo nos transforma la Alabanza 

1. Dios crece en nosotros: Cuando alabamos a Dios, cuando decimos todo lo que él es, la imagen que tenemos de Dios crece en nosotros. No es que Dios sea pequeño y necesite nuestra alabanza, somos nosotros los que muchas veces tenemos un concepto de Dios muy pobre y pequeño. Somos nosotros los que necesitamos de él. Pero al alabarlo, él crece dentro de nosotros. 

2. Aumenta nuestra Fe: De la mano con lo anterior, cuando Dios crece dentro de nosotros, también crece nuestra fe. Al decirle a Dios que es todo poderoso, estas palabras generan en nuestro interior que creamos que realmente Dios es todo poderoso. Cuando declaramos las múltiples e infinitas cualidades de nuestro maravilloso Dios, nuestra Fe crece, pues creemos que él realmente es todo aquello. 

3. Experimentamos paz: Cuando declaramos las virtudes de nuestro Dios, lo alabamos y nos rendimos a Él, inmediatamente su paz nos inunda, porque la Fe provoca esperanza y la esperanza paz. Paz para saber que Dios está bajo control, paz para no temerle a nada. Paz de saber que ese magnífico Dios está cuidando de nosotros.  

4. Nos llenamos de gozo: Juntamente con la paz viene el gozo. ¡Qué esperanza tan maravillosa tenemos los que hemos creído en Cristo Jesús! Al tener un Dios tan maravilloso, despierta el gozo, la alegría inexplicable que aún en medio de los malos momentos nos hace sonreír, pues sabemos que todo estará bien. Todo estará bien, no estamos solos.

5. Se fortalece el amor que sentimos por Dios: La quinta cosa que se transforma en nuestro interior, es el amor que sentimos por Dios. Al saber que el temible Dios dejó su trono para salvarnos, que día a día renueva su misericordia a nuestras vidas, provoca que le amemos más. Y tal como su palabra dice: Nosotros amamos a Dios, porque él nos amó primero. 

6. Se nutre nuestro espíritu: Finalmente, podemos concluir que nuestro espíritu y ser entero es transformado. La alabanza es abono, es nutriente eficaz para el espíritu. El ser espiritual que llevamos dentro se fortalece y se tonifica, dejándonos más unidos, más ligados al Dios eterno. 

Como padre, como madre, seguramente estás experimentando o has atravesado por momentos muy difíciles; el pago de una escolaridad, una matrícula, topa, alimentos y tantas demandas que tenemos con nuestros hijos. Pero en medio de toda aflicción, una actitud de alabanza y adoración tendrá el poder de transformarnos y ayudarnos a vivir una vida plena en Dios. ¡Ánimo! Confía en Dios y cántale alabanzas. 

 

También puedes leer: Cómo criar hijos plenos, A quién recurres cuando estás en problemas. Cómo criar hijos mentalmente saludables. 

 

 

 

 

 

 

 

 Regístrate

 

 


FAMILIA DESTACADOS PADRES
Qué clase de padre quieres ser