Blog

"Fortalécete como Padre y Profesor con los consejos y tips que Samy y sus Amiguitos tiene para ti."

Foto blog-El peligro de los niños hiperconectados

FAMILIA, DESTACADOS, PADRES

julio 09, 2019

El peligro de los niños hiperconectados

¿Cuánto tiempo pasan tus hijos detrás de una pantalla? Ya sea que tengan teléfonos, televisión o tablets, la tecnología es un hecho irreversible a nivel mundial, lo que puede ser bueno y también muy malo, dependiendo del uso y la manera en que la administremos. Según la UNICEF, 1 de cada 3 niños son usuarios de internet alrededor de todo el mundo y más aún, es tanto el tiempo que nuestros niños pasan tras una pantalla que estamos criando a una generación de niños hiperconectados. 

Sin embargo, hay un alto riesgo, en algunos de los casos, daños irreversibles en la salud mental y física, y todo por dejar a nuestros niños a merced de la tecnología y el uso excesivo de las pantallas. ¿Qué tan peligroso es? 

El peligro de que nuestros niños estén hiperconectados

1. Adicción. 

Estar detrás de una pantalla; mirando un programa, película o jugando, produce que nuestro cerebro genere dopamina. 

La dopamina genera un estímulo placentero para el cerebro, mientras más horas pases detrás de la pantalla, mayor dopamina genera tu cerebro y más placentero se vuelve.

El problema sucede cuando debemos apagar la tv, el celular o la tablet. Cuando le quitamos estos artefactos a nuestros hijos, biológicamente estamos cortándoles la producción de dopamina de un golpe, lo que genera todo lo opuesto al placer. 

Esto es tan equivalente a lo que produce la droga en el cerebro humano, y las consecuencias adictivas de un niño hacia las pantallas puede ser igual de graves como las que produce la cocaína o cualquier droga. 

2. Retraso cognitivo. 

Las muchas horas que pasan nuestros niños detrás de la pantalla, es una producción de dopamina tan alto que no puede competir contra la lectura de un libro o alguna actividad que requiera concentración y trabajo mental. 

El cerebro queda en un estado de relajación, pero no se desarrolla, no aprende, no crea nuevas conexiones neuronales, simplemente se estanca, se adormece. 

La infancia y sobre todo los primeros años, es el momento donde el cerebro humano tiene tal plasticidad, que es capaz de aprender muchísimo y crear conexiones neuronales que le permitirán aprender cualquier cosa a lo que se exponga; idiomas, matemáticas, música, ciencia, etc. 

Imagina que sus primeros años, en vez de ser estimulado al desarrollo cognitivo, lo sientas a mirar programas todo el tiempo; el resultado, es que estás matando su capacidad cognitiva y no hay vuelta atrás con esto. 

3. Déficit en la interacción social y física: 

Tristemente, el celular y las tablets se han vuelto un recurso fácil para los padres; si lloran los calmamos con el celular, si algo les duele le damos el celular, si no quieren comer les ponemos el celular. Todo lo solucionamos con el celular. Es una forma fácil de que se queden callados y no molesten. 

¡Error! Estamos destruyendo sus capacidades. Al hacer esto estamos impidiendo que sean capaces de interactuar; impedimos que sean capaces de expresarse y manejar las situaciones. 

Consejo: A la hora de la comida, no le pongas televisión ni celulares, deja que experimente ese momento, que aprenda a interactuar socialmente. Si algo le duele, que aprenda a comunicarse. 

4. Incapacidad de regular emociones e impulsos:

De la mano de lo anterior, solucionar todo con el celular impide que haya un desarrollo emocional, que el niño sea capaz de auto regularse y controlar impulsos. 

Los niños necesitan afrontar los problemas, recibir un no como respuesta y trabajar su frustración, si todo lo resuelves adormeciendo su mente detrás de un celular, estás coartando sus capacidades emocionales, estás creando hijos sin control sobre sus impulsos. 

En niños más grandes como adolescentes, va impidiendo la capacidad de comunicación verbal. 

Te será cada vez más difícil corregirlos y que aprendan a enfrentar situaciones por sí mismos en la vida real y en la interacción con personas. 

5. Alteración del sueño:

Muchos padres le regalan a sus hijos celulares a temprana edad, antes de los 12 años inclusive. Muchos de estos niños que ya tienen celulares, los sacan a escondidas por las noches. Qué hablar de los adolescentes, que sin control parental pueden pasarse toda la noche metidos en redes sociales o navegando por internet, mirando series o programas. 

Mientras más tiempo pasan los niños expuestos a la luz artificial, más les cuesta conciliar el sueño, porque se produce un trastorno. La oscuridad es tremendamente necesaria para que el cerebro entienda que es hora de dormir y permita que tengamos un descanso y sueño profundo. 

Los trastornos de sueño están siendo cada vez más comunes en niños y adolescentes, y todo, por la adicción que hay hacia las pantallas. 

6. Enfermedades mentales y exacerbación de la violencia. 

Los efectos de las luces, la radiación que emana de los aparatos electrónicos, los sonidos y el sobre estímulo que se recibe de las pantallas, están fomentando muchas enfermedades mentales; déficit de atención, mala memoria, sólo por nombrar lo más común. 

Pero también puede generar otras enfermedades severas; dolores de cabezas como cefaleas, intolerancia a la luz y a ruidos fuertes, enfermedades físicas y aunque parezca descabellado, también exacerba la violencia. No necesariamente porque los niños vean contenido violento, sino porque no saben manejar sus emociones y la adicción de dopamina es tan fuerte, que desata comportamientos violentos y conductas perjudiciales, especialmente cuando se les quitan las pantallas. 

7. Mayor propensión a la obesidad. 

Ya parece que a ningún padre le importara tanto esto, porque el aumento de la obesidad a crecido tanto en el último tiempo, que parece normal estar subido de peso, es lo común. 

Pero lo cierto es que un gran estimulante de la obesidad son los aparatos electrónicos y el tiempo excesivo frente a pantallas. 

No hay fomento de la actividad física, de la recreación natural, generando niños que pasan demasiadas horas recostados, sentados o haciendo absolutamente nada! 

8. Expuestos a contenidos no regulado.

¿Realmente sabes lo que tus hijos ven o hacen en el celular? Puede que tu le pongas Youtube y te olvides, confías en la playlist que seleccionaste o en el contenido de Netflix infantil que has programado para que vean. 

Y como tu hijo se queda tan calladito, que te da tiempo de ponerte a hacer un montón de cosas. En ese descuido, tu hijo ya seleccionó otra programación que le pareció más relevante. 

Hay tantas maneras de atrapar a los niños a través de internet con contenido no apto para sus edades; programas que parecen infantiles pero que en realidad fomentan la pornografía, la violencia y tanto más.

UN ERROR COMÚN
Creemos que nuestros niños son muy inteligentes porque desde pequeños saben muy bien manejarse en los celulares y encontrar todo lo que desean, se nos olvida que no es que sean muy inteligentes, en realidad, ésta tecnología está pensada para que hasta un niño pueda usarla y sea lo más sencillo posible. 

¿QUÉ DICEN LOS CREADORES?
Por último, se nos hace tremendamente interesante saber que Steve Jobs, creador de Apple y Evan Spiegel, creador de Snaptchat, por citar a algunos, jamás han dejado que sus niños se expongan a las pantallas a temprana edad. Los genios detrás de la tecnología que obsesiona a nuestros hijos y a nosotros mismos, conocen tan bien lo que han creado, que han regulado estrictamente los horarios de exposición a pantallas y la edad a la que permitirán que sus hijos tengan su propio celular.

 

 También puedes leer: 5 errores de los padres modernos, cómo aprovechar las vacaciones con mis hijos, Qué tan saludables están tus hijos

 

 Regístrate