Blog

"Fortalécete como Padre y Profesor con los consejos y tips que Samy y sus Amiguitos tiene para ti."

Foto blog-Cómo formar el hábito de la oración en mis hijos.png

FAMILIA, DESTACADOS, PADRES

enero 10, 2019

Cómo formar el hábito de la oración en mis hijos

La oración es una de las herramientas espirituales presentes en todas las religiones. La oración genuina es una de las evidencias de que un cristiano es nacido de nuevo, de que nuestra vida espiritual es verdadera y de que deseamos a Dios. Y es por esto que se hace necesario que formemos este hábito espiritual en nuestros hijos. Pero... ¿cómo formar éste hábito en ellos? ¿Será posible que personitas tan pequeñas sean capaces de orar? La respuesta es sí y aquí te mostramos cómo.   

Inculcando la Oración en nuestros hijos 

Enseñarles a orar a nuestros hijos nos resultará igual de complejo o fácil que enseñarles a hablar, a comportarse en la mesa, etc. Y se necesitan básicamente las mismas estrategias; amor, paciencia y constancia diaria.

Cuando tratamos de enseñarle algo nuevo a nuestros hijos, pero lo hacemos esporádicamente, el proceso es más lento y aunque lo aprendan, seguramente no se formará en un hábito. Lo que deseamos con la oración, no es simplemente que aprendan a hacer una oración, sino que se vuelva en un hábito y que no dependa de que estés presente para que tus hijos deseen orar.

¿CÓMO ORAR?

1. Comienza orando con ellos. Que tus hijos te vean orar por los alimentos, que te vean orar antes de dormir, antes de salir de casa. Que ellos vean el ejemplo en ti. Sabrán entonces que es algo que se debe hacer.

2. Guía oraciones para ellos. Será fácil para ellos si les haces repetir una oración. Practica esto antes de cada comida y al acostarse.

3. Explícales por qué oramos. Siempre es importante que tus hijos entiendan el sentido, que oramos para comunicarnos con Dios, para pedir su ayuda, para buscar su dirección, para agradecer, para adorarlo.

4. Haz que sean ellos los que oren. Cuando tus hijos ya te han visto orar, cuando ya han tenido que repetir oraciones que haz guiado para ellos, practica que sean ellos los que solitos oren. Puedes pedirles que oren antes de dormir y den gracias por el día que tuvieron o que pidan por alguna cosa que necesiten. De a poco ellos se irán acercando más a Dios. ¡Te van a sorprender!

5. Tiempo de oración en familia. Si nunca lo has practicado, te motivamos a que apartes un día de la semana y un horario donde todos los que viven en casa puedan estar presentes. Lean juntos un trozo de la Biblia y comenten juntos la lectura. Y luego, pide que cada miembro de la familia haga una oración a Dios. Den gracias a Dios juntos, presenten sus peticiones como familia y recuerden adorar a Dios por quién es Él.

La oración no debe ser un ritual, algo mecánico, la oración debe ser algo que fluya como una conversación con quien amas y tienes confianza. Inculcarle esto a tus hijos desde pequeños, despertará en ellos la vida espiritual y te sorprenderás de lo capaces que son de comunicarse con Dios, sus mentes son más puras y sus espíritus hambrientos.  Esta herramienta les acompañará en cada momento que vivan; bueno o malo. Una familia cimentada en Cristo es una familia unida y feliz. 

Aprende también cómo orar por tus hijos

 

 Regístrate

 

 


FAMILIA DESTACADOS PADRES
Cómo criar en la base a la Biblia