Cómo enseñarles la Palabra de Dios a niños de manera divertida.png

MAESTROS, DESTACADOS

mayo 26, 2018

¿Cómo enseñarles la Palabra de Dios a niños de manera divertida?

Enseñar la Palabra de Dios a niños puede que no sea cosa fácil, mantenerlos atentos, o divertidos suele ser una tarea que requiere de mucho trabajo, aún si lo primero que debes hacer es prepararte espiritualmente y con mayor razón aún, con esta generación de niños tan estimulados por la tecnología.

La Palabra de Dios nos manda a

"(...)estar siempre preparados para responder con mansedumbre y reverencia a cada uno que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros." (1 Pedro 3:15)

En ese sentido, si tu corazón está preparado, lo demás será mucho más fácil. 

Sin embargo, para poder captar mucho mejor  la atención de los niños, necesitamos reconocer su estilo de aprendizaje, es decir, si son visuales, auditivos o kinestésicos

Por lo tanto, si estás preparando una clase para enseñar la Palabra de Dios, te recomendamos que tomes en cuenta lo siguiente:

 

Ayudas Visuales

Los niños que son visuales van a necesitar dramatización e imágenes a todo color. Algunas ideas que podemos darte, es que busques siempre tener ilustraciones muy atractivas que complementen tus clases, que hagas representaciones teatrales o que utilices videos. 

Voz y Música

Para aquellos que son auditivos, el tono de tu voz será muy importante. Te recomendamos que no utilices un tono de voz parejo, sino más bien, que varíes. Habla en susurro cuando nadie te está escuchando, levanta la voz, haz inflexiones en ciertas partes de tu relato o tu enseñanza, de esta forma siempre vas a tener su atención. Buscar canciones que complementen tu clase será fantástico, sobre todo si ellos pueden cantarlas. 

Los Juegos

Suele suceder que uno o dos niños estén inquietos y quieran jugar todo el tiempo. Esto no es porque no les interese lo que están enseñando, sino porque su forma de aprender es diferente. Por eso tener rompehielos, dinámicas y juegos donde estos niños sean los protagonistas, será fundamental para captar su atención e involucrarlos dentro de tus clases. 

 

En un salón no tendrás un solo tipo de niño, más bien tendrás de todos los tipos. Es por eso que las clases más exitosas son aquellas donde se combinan todos los elementos;  un momento para jugar, una sección visual y otra parte musical. En una clase, cada niño debe encontrar su momento, donde esa enseñanza sobre Dios y su Palabra puedan quedar atesorados en sus corazones. 

Si sigues estos consejos, tendrás una clase entretenida y didáctica que nadie querrá perderse. 

 Regístrate

  


MAESTROS DESTACADOS
¿Cómo hablarles de la Fe en Dios a mis hijos?