Blog

"Fortalécete como Padre y Profesor con los consejos y tips que Samy y sus Amiguitos tiene para ti."

Foto blog-Cómo cuidar a mis hijos del mundo

FAMILIA, DESTACADOS, PADRES

mayo 06, 2019

Cómo cuidar a mis hijos de este mundo

Existen muchos estilos de padres cristianos y cuando nos comparamos con otros padres, suele aflorar en nosotros las dudas de cómo estamos cuidando a nuestros hijos. Quizás te has cuestionado ¿será que tengo a mis hijos sobre protegidos o muy expuestos?  ¿Cómo hacerlo? Si te has preguntado algo de esto, acá te damos algunos tips.  

4 maneras de cuidar a tus hijos de éste mundo 

 

1. Escóndelos del mundo los primeros años. 

Los primeros años de vida son claves y esenciales para cualquier desarrollo cognitivo que quieras formar en tus hijos; arte, música, matemáticas, idiomas, etc. Y también, su vida espiritual y sus valores. 

Te recomendamos que sus primeros años de vida no los expongas a nada que lo contamine; ni a groserías, ni caricaturas o música que no estén consagradas para el Señor. Por el contrario, potencia en ellos los ambientes espirituales de oración, de adoración y exponerse a la palabra. Aunque tú creas que no entienden o que no les afectará, todo a lo que se expongan tendrá una gran repercusión. 

2. Incúlcales en el hogar lo esencial. 

A la medida que tus hijos van creciendo, ya no podrás "esconderlos" de las amenazas del mundo. Y eso está bien. Nuestros hijos de a poco comienzan a involucrarse en el mundo social; colegio, iglesia, cumpleaños, y muchas veces tendrán que relacionarse con personas que no serán cristianas. No podrás estar en todo momento para cuidar lo que escuchan, lo que ven, etc. 

¿Qué hacer?

Es en la casa que debes instruirlos en amor y en la palabra. En casa deben aprender lo que está bien y lo que está mal. En casa los niños deben formarse; con tiempos de oración, de adoración, en ambientes donde Dios sea lo más importante. En casa deben aprender a decir la verdad, a obedecer, a respetar y tanto más. 

La enseñanza que reciban en casa, será la canasta - como la canasta de Moisés - que les permitirá estar a salvo cuando salgan fuera del hogar. 

3.  Intercede por ellos siempre. 

No es solo enseñarles y ya. Toma tiempo para clamar por tus hijos a diario, para interceder por ellos. Será el Espíritu que te muestre lo que humanamente no puedas ver. Tus hijos irán creciendo y cada vez más irás perdiendo el control sobre sus vidas, pues también ellos deben hacerse independientes y para el día de mañana formar sus propias familias. Y eso está bien. Entonces, tu rol de intercesión será clave para toda la vida de tus hijos, incluso cuando ya sean adultos y se vayan del hogar. 

4. Ten Fe y confía en Dios. 

No podrás controlarlo todo. No podrás estar en todos lados. Muchas cosas escaparán de tus manos. ¿Que será de sus vidas? ¿Qué pasará en su futuro? No lo sabemos. Hay muchas cosas que no podemos saber y por más que intentes planificarlas y diseñarlas, será el diseño y el plan de Dios lo que prevalecerá. Entonces... Confía en Dios, ten fe! Tus hijos no son tuyos, son del Señor, tienes una gran responsabilidad en todo lo que humanamente puedas hacer, pero para todo lo demás, es obra del Señor. Descansa, respira, Dios está en control. 

 

 

 

 

 

 

También puedes leer: Cómo criar hijos plenos, A quién recurres cuando estás en problemas. Cómo criar hijos mentalmente saludables. 

 

 

 

 

 

 

 

 Regístrate

 

 


FAMILIA DESTACADOS PADRES
El Factor de Éxito de los Padres Cristianos