Blog

"Fortalécete como Padre y Profesor con los consejos y tips que Samy y sus Amiguitos tiene para ti."

Foto blog-Cómo criar hijos mentalmente saludables

FAMILIA, DESTACADOS, PADRES

febrero 28, 2019

Cómo criar hijos mentalmente saludables

Estamos viviendo tiempos alarmantes. Chile es el país latinoamericano, que lidera estadísticas de depresión y suicidio infantil y adolescente. A nivel mundial, el estrés se ha vuelto crónico y es la principal causa de enfermedades. ¿Estarás tú o tus hijos dentro de estas estadísticas? Aprender cómo criar hijos mentalmente saludables. 

SALUD MENTAL  

 Una sociedad en crisis 

Una de las trampas de este siglo es la depresión. Hoy, a diferencia de otras décadas, gozamos de tecnología, mejoras en la medicina, mayor poder adquisitivo, mayores oportunidades laborales y de estudios. Gozamos de mayor acceso a la información y conocimiento. Pero algo está sucediendo, al parecer, a pesar de tener mucho más que nuestros antepasados, algo nos falta. ¿Somos felices? Las estadísticas demuestran lo contrario. Los psicólogos están llamando a una alerta en este asunto, a promulgar leyes de "salud mental". Somos una sociedad que está en crisis, una sociedad mentalmente enferma. ¿Por qué? ¿Cómo llegamos a eso? 

Cristianos Deprimidos

Una pregunta que frecuentemente escuchamos es: ¿puede un cristiano tener depresión? Y la respuesta es; puede, pero no debería. Un cristiano puede atravesar momentos de adversidad, de tristeza, pero no deberían convertirse en un estado depresivo. ¿Por qué? No es que pretendamos reprimir las emociones o los sentimientos, pero no es lo que la palabra nos enseña. 

Estad siempre gozosos. Orad sin cesar.
Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios
para con vosotros en Cristo Jesús.
(1 Tesalonicenses 5:16-18) 
 
 

La Biblia nos exhorta a estar siempre gozosos, siempre contentos. Nos exhorta a dar gracias en todo - no sólo en los momentos buenos, sino siempre -. Nos motiva a orar de continuo, sin cesar. Y esta es la clave para no llegar a la depresión. Un cristiano debe tener su confianza puesta en Dios, sabiendo que su vida depende de él. Si como padres no tenemos esto claro, no podremos traspasarlo a nuestros hijos. Pero queremos ayudarte y el secreto está en cambiar nuestra forma de pensar. 

Criando hijos mentalmente sanos

1. Meditación en Dios: Mucho escuchamos decir que se debe meditar en la palabra de Dios, ¿pero qué es meditar? ¿es lo mismo que orar? Por otro lado, las corrientes de la Nueva Era hablan mucho de meditación y los cristianos cada vez nos alejamos más de esta palabra y la miramos como si fuera algo pecaminoso. 

- ¿Qué es meditar?: Es concentrar nuestros pensamientos hacia un objetivo para estudiar ese objetivo, apreciarlo y adquirirlo el conocimiento nuevo que nos proporciona.  
- ¿Qué es meditar en Dios?: Basado en lo anterior, meditar es concentrar nuestros pensamientos en Dios, descubriendo, apreciando quién es, impregnándonos de él. 
- ¿Cómo meditar?: Una forma, es extraer un versículo Bíblico; por ejemplo: "En el principio creó Dios los cielos y la tierra (...)". Cerrando los ojos, llevar los pensamientos a este versículo, imaginando este texto, descubriendo cómo pudo haber sido el momento en que Dios creó los cielos y la tierra. 

Cuando llevamos nuestra atención a lo que la Biblia dice, cuando conducimos a nuestros hijos a meditar y contemplar la palabra de Dios, meditando en Dios, estamos haciendo que la verdad contenida en las escrituras se revele a sus espíritus a través de la guía del Espíritu Santo, quien nos conduce a toda verdad. 

2. Orar. La oración, por otro lado, es hablar con Dios. Es presentarle nuestra peticiones, es preguntarle lo que deseemos, es agradecerle. La oración en fundamental, porque podemos derramar nuestro corazón, nuestras tristezas y alegrías, nuestra frustración. 

Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.
Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas;
porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.
(mateo 11:28-30)

3. Grabar la verdad en el corazón: La Biblia es la verdad, son los pensamientos de Dios plasmados en palabras. Si grabamos sus palabras en nuestras vidas, seremos sabios, seremos plenos. 
Observemos lo que dice el siguiente versículo: 

Por eso os digo, no os preocupéis por vuestra vida, qué comeréis o qué beberéis; ni por vuestro cuerpo, qué vestiréis.
¿No es la vida más que el alimento y el cuerpo más que la ropa?
 
 Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros, y sin embargo, vuestro Padre celestial las alimenta.
¿No sois vosotros de mucho más valor que ellas?
 
¿Y quién de vosotros, por ansioso que esté, puede añadir una hora al curso de su vida?
Y por la ropa, ¿por qué os preocupáis? Observad cómo crecen los lirios del campo; no trabajan, ni hilan;
 pero os digo que ni Salomón en toda su gloria se vistió como uno de éstos.
Y si Dios viste así la hierba del campo, que hoy es y mañana es echada al horno,
¿no hará mucho más por vosotros, hombres de poca fe?
 
Por tanto, no os preocupéis, diciendo: “¿Qué comeremos?” o “¿qué beberemos?” o “¿con qué nos vestiremos?” 
Porque los gentiles buscan ansiosamente todas estas cosas; que vuestro Padre celestial sabe que necesitáis de todas estas cosas. 
Pero buscad primero su reino y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas 
Por tanto, no os preocupéis por el día de mañana; porque el día de mañana se cuidará de sí mismo.
Bástele a cada día sus propios problemas.
(Mateo 6:25-34)

 

 Si guardamos esta verdad en nuestros corazones, cuando venga el tiempo de crisis y dificultad, el Espíritu nos recordará las palabras de Cristo y tendremos Fe para enfrentar lo que venga. 

4. Vivir cada día de manera presente. Muchos hemos escuchado o leído en las redes sociales frases como "Carpe Diem" o "Vive el aquí y el ahora". Pensamos que estas frases son de filósofos y que son contrarias a la palabra de Dios, pues atentan contra la idea de la vida eterna en Cristo. Pero si analizamos el versículo anterior, Jesús nos está diciendo en Mateo 6:33 y 34: No se preocupen por el día de mañana, que le baste a cada día su propio afán, sus propios problemas. Y es un llamado de Jesús a que disfrutemos el hoy. Disfrutar el hoy es confiar en la provisión que Dios nos dará mañana. Es entender que nuestra vida está en sus manos. 

Ésta, querido lector, es una de las principales causas de depresión; la preocupación por el futuro, el temor al futuro. Pensamos que el futuro es tan terrible, que no estamos preparados para enfrentarlo, entonces nuestros niños se estresan, sufren porque no creen poder cumplir con los estándares que se exige de ellos. Pero si entendiéramos que lo más saludable es disfrutar el momento presente, disfrutar el día de hoy, viviríamos en paz. ¿Dónde está tu confianza?

5. Cree que Dios cuida de ti. Dios nunca te hará faltar nada. Preocuparte por qué comerás, qué vestirás, son preocupaciones de las personas sin Dios. Los hijos de Dios viven confiados porque saben que Dios Padre cuida de ellos y les proveerá todo lo que necesiten. ¡Tranquilo! ¡Tranquila! Dios está en control. Infúndele ésta fe a tus hijos. 

6. Vive para Dios:  Dios desea que estés provisto de todo, que tu familia esté suplida. ¿Por qué? Porque te ha diseñado a ti y a tus hijos para cosas más grandes que simplemente lo material. Tus hijos no fueron hechos sólo para aprobar en el colegio, o para tener títulos y ser grandes profesionales; tú y tus hijos fueron diseñados para darle gloria a Dios, para extender su reino. Él te dará sabiduría a ti y a los tuyos, para aprobar cada materia, para ser un trabajador de excelencia, pero sobre todo, porque desea que con lo que haces le des la gloria a Él. Deja de vivir para ti, comienza a vivir para Dios y verás que encuentras la plenitud de vida.

Una de las principales razones de la depresión en niños,
es porque no tienen clara su identidad; no saben que son hijos de Dios,
no saben que el sentido de sus vidas es glorificar al Padre y que su futuro está seguro en Cristo.

Si pueden infundirle a tus hijos estas verdades Agradecerían en todo tiempo, orarían sin cesar y presentarían sus peticiones a Dios. Pues su confianza estaría en Él. 

Los cristianos tenemos la clave de la salud mental en la Palabra de Dios.

Los cristianos podemos estar contentos en todo tiempo porque el GOZO del Señor es nuestra Fortaleza. 
 

 

 

 

 Regístrate