Blog

"Fortalécete como Padre y Profesor con los consejos y tips que Samy y sus Amiguitos tiene para ti."

Foto blog-Beneficios de obedecer la voz de Dios

FAMILIA, DESTACADOS, PADRES

mayo 21, 2019

Beneficios de obedecer la voz de Dios

Hace algunos años mientras un pastor hablaba de escuchar la voz de Dios, nos contó que mientras preparaba su predicación, uno de sus hijos le preguntó: "Papá, ¿yo puedo escuchar la voz de Dios?", y él le respondió con otra pregunta: "Si pudieras escuchar la voz de Dios, ¿le obedecerías?". Para su sorpresa, este niño negó con la cabeza. Pero este ejemplo fue de gran valor para su mensaje, porque la mayoría de las personas vivimos con el deseo de escuchar la voz de Dios, pero muchísimas veces sin ganas de obedecerle. Por eso acá queremos contarte cuáles son los beneficios de obedecer la voz de Dios, porque estamos seguros que ya le has escuchado. 

¿La voz de Dios?  

Quizás creas que no, nunca has escuchado la voz de Dios. Y puede que tengas razón, fuerte y audiblemente como lo hacía Moisés, es muy probable que no. Pero te aseguro que sí las escuchado, porque cada vez que lees su palabra, cada vez que escuchas un sermón, cada vez que recibes un consejo sabio, estás escuchando la voz de Dios, incluso cuando tu consciencia te habla. 

Lo que hay detrás de la obediencia

Obedecer también es amar. Cada vez que nuestros hijos nos obedecen, sentimos como padre una satisfacción. Lo he podido ver en mis propios padres; cada vez que - siendo adulta - les he hecho caso a sus consejos, he podido ver cuán amados y considerados se sienten. Pues con Dios es algo similar. Observa lo que dice la Biblia: 

En esto conocemos que amamos a los hijos de Dios,
cuando amamos a Dios, y guardamos sus mandamientos. 
Pues este es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos; 
y sus mandamientos no son gravosos. 
Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo;
y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe.
1 Juan 5.2-4

Jesús mismo dijo: 

El que tiene mis mandamientos, y los guarda,
ése es el que me ama; y el que me ama,
será amado por mi Padre, y yo le amaré,
y me manifestaré a él.
Juan 14.21

Beneficios de Obedecer

1. Nos sitúa en el camino correcto.  

Muchas personas toman malas decisiones, se extravían e incluso, aunque parezca fuerte o triste así es, arruinan sus vidas, y todo es por no obedecer. El camino correcto para tu vida total, está en obedecer a Dios. No habrá modo de equivocarte, porque Dios, cual padre amoroso, siempre desea lo mejor para nosotros. 

2. Hallamos paz verdadera. 

Muchas veces obedecer a Dios se hace difícil, sencillamente porque lo que Dios pide de nosotros va en contra de los deseos de nuestra carne, de los placeres de este mundo. Pero no hay nada mejor que vivir con paz, seguro, sabiendo que las decisiones que hemos tomado son las correctas. Obedecer a Dios, siempre pero siempre traerá paz a nuestro ser. 

3. Nos hace bienaventurados.

En toda la Biblia encontramos bienaventuranzas, promesas de Dios; si obedecemos a Dios en algo hay siempre una bienaventuranza. Un ejemplo de ello es el mandamiento con promesa; "Honra a tu padre y a tu madre", la bienaventuranza es "que nos irá bien y tendremos larga vida en la tierra". 
Puedes encontrar muchas más promesas y bienaventuranzas útiles para tu vida. 

4. Cumplimos con la voluntad de Dios.

Obedecer a Dios es prácticamente hacerle caso a su voluntad. Y la voluntad de Dios es "Buena, Agradable y Perfecta". ¿Hay algo acaso que cumpla con estas tres cosas maravillosas: Bueno, Agradable y Perfecto?

Cada vez que no seguimos lo que el mundo dice y preferimos hacerle caso a Dios, entonces estamos verificando por nosotros mismos lo que es bueno, agradable y perfecto. El tiempo es la mejor vara de medición y comparación con los resultados de quienes llevan una vida obedeciendo a Dios y quienes no. 

5. Garantizamos la vida eterna. 

Quienes obedecen a Dios son aquellos que le aman. Y quien ama a Dios es un hijo de Dios, de otra forma no podría obedecer. Obedecer a Dios es una de las señales que demuestran que realmente has sido salvo y por tanto, tu obediencia es un fruto de tu salvación y de tu proceso de santificación. De otro modo, obedecer a Dios es la garantía a tu vida eterna con él. 

Los que no obedecen son llamados "hijos de desobediencia", y sus corazones, sus vidas están lejos de Dios y sus caminos. 

Recuerda que todo lo que haces, lo que vives, lo que crees, lo traspasas a tus hijos. Un padre obediente a Dios tendrá siempre hijos obedientes. 

 

 

También puedes leer: Cómo criar hijos plenos, A quién recurres cuando estás en problemas. Cómo criar hijos mentalmente saludables. 

 

 

 

 

 

 

 

 Regístrate

 

 


FAMILIA DESTACADOS PADRES
La actitud que transforma